Para ver este contenido necesita una versión reciente de Flash Player.

Descargar Flash Player aquí

 
 
 
 
 
 
Se estancan las ventas de televisores 3D en Estados Unidos

Pues parece que el mercado de televisores 3D no está respondiendo como los fabricantes desearían. No es que lo digamos los bloggers o que simplemente se veía venir a leguas: es que lo dice “Best Buy”, uno de las principales cadenas de venta de electrónica de consumo en Estados Unidos. La noticia acaba de aparecer en un medio más que respetable (nada menos que Reuters): el jarro de agua fría no ha podido llegar en peor momento para la industria de electrónica de consumo.

Al parecer ni los grandes tamaños, ni los chasis superdelgados, ni desde luego las tres dimensiones, han conseguido que las ventas de televisores 3D se comportaran según las expectativas de los analistas. Los fabricantes achacan esta caída de ventas a la falta de material 3D o a la imposibilidad de grabar contenido propio en 3D por los consumidores. De lo que no se dan cuenta, es que además de esas razones que sin duda tienen mucha parte de culpa, el gran problema es la necesidad de utilizar gafas.

Menos mal que por lo menos alguien de la industria se ha dado cuenta de ello. Eso es lo que opina Ross Rubin, de la firma de análisis de mercado NPD: el alto coste de las gafas 3D, asociado con la desilusión que conllevan los defectos actuales del 3D (parpadeo, crosstalk, ángulo de visión) implican un alto grado de desengaño en los futuros clientes, que ven que no merece la pena gastarse 500-600€ más por disfrutar de algo que no les convence totalmente, con el agravante de que además casi no podrán encontrar material actualmente.

Sobre todo, si tenemos en cuenta que todavía mucha gente está en la fase de cambiar de su televisor de tubo de toda la vida a una pantalla plana: ya no tienen muy claro que es todo eso de la TDT o la HDTV, como para que encima le metan más lios en la cabeza con sistemas 3D, gafas activas/pasivas, HDMI 1.4 …

En definitiva, una cura de realidad para los fabricantes, que quizás a partir de ahora se enfrascarán más en buscar la mejor calidad de imagen, en vez de añadir más y más elementos accesorios que no aportan nada a lo que realmente importa de un televisor: que tenga buenos negros, que se vea bien y que permita al usuario olvidarse de la técnica para centrarse en el contenido…
  Fecha: 17 Dec 2010 05:15 pm